Login

Lost your password?
Don't have an account? Sign Up
Humedades por condensación

Humedad por condensación: ¿por qué se produce?

La humedad por condensación se produce por el contraste de temperatura entre el aire caliente del hogar con alta concentración de humedad cuando choca con las paredes y techos fríos, como consecuencia de un mal aislamiento.  Este choque térmico genera una condensación que provoca la aparición de humedades y moho en paredes y techos, siendo más frecuente en las épocas frías cuando, el uso de calefacción es más habitual.

La calidad de la construcción actual se basa en el aislamiento. Todo ello se convierte en un problema en la necesaria renovación del volumen de aire interior.
Además del aislamiento ambiental, la vida moderna hace que las viviendas generen cada vez más humedad. Una familia de 3 personas puede producir mediante su respiración y actividad doméstica (ducharse, cocinar, planchar…) entre 2 y 7 litros de agua cada día. Esta acumulación de vapor de agua dentro de un entorno cerrado genera las conocidas «humedades por condensación»

Existen zonas de la casa en las que es más probable que se produzca la humedad por condensación:

1. Cocinas y baños son las zonas de la casa donde más aparece la humedad por condensación, ya que son áreas donde se genera una mayor cantidad de vapor, por el uso habitual del agua caliente y de hornos y encimeras. Ese vapor es el que provocará la condensación y la consecuente humedad en las paredes si no se ventila adecuadamente la estancia y se revisten sus paredes y techos con una pintura aislante, transpirable y con conservante antimoho.

2. Las zonas cercanas a ventanas y puertas con contacto directo con el exterior suelen presentar humedad por condensación.

3. Techos, pilares o vigas en contacto con el aire exterior y que no cuentan con un correcto aislamiento.

4. Las paredes exteriores viviendas con orientación norte tienen más posibilidades de que se genere humedad por condensación, ya que existe mayor contraste de temperatura.

Cómo eliminar la humedad por condensación

Ventilar los ambientes a diario para evitar el exceso de humedad ambiental. Hacer entrar la luz del sol con las ventanas abiertas. En zonas sin ventilación utilizar extractores para eliminar el aire húmedo y los olores. Generalmente la humedad proviene del exceso de vapor en zonas como el baño o la cocina, por eso es necesario una adecuada ventilación en estos ambientes.
Utilizar deshumidificadores, en áreas húmedos o zonas climáticas de abundante humedad natural. Un deshumidificador absorbe el agua contenida en el aire evitando que se condense sobre las paredes. Como dato: se considera saludable una humedad ambiental del 50%.
Instalar de un sistema de ventilación mecánica por insuflación (VMI), que además de evitar condensación en paredes y techos, filtra el aire desde el exterior, evacua gases contaminantes internos, y distribuye adecuadamente la temperatura en los ambientes. Requiere de profesionales especializados para su instalación.

OBRADOS ofrece una amplia gama de soluciones para el hogar, tratamiento de humedades, tratamiento de humedad por capilaridad, tratamiento de humedad por condensación, tratamiento de humedad por filtración, impermeabilización y corcho proyectado en emulsión, aislamiento térmico, aislamiento acústico y múltiples servicios para mejorar el bienestar en casa.

Solucionamos cualquier problema de humedad en Madrid. Tratamientos para todas las tipologías. Llámanos ahora 622 63 08 00